jueves, 25 de febrero de 2010

Federacion Limitacional de Oraciones Relativas (daale)

Su ausencia era una falta de respeto hacia mis sentidos, que necesitaban cada vez más sus labios por cada bocanada de aire que yo diera lejos suyo, para no salirse de control, para sentirse completos nuevamente. Adictiva como el éxtasis, dulce como un maldito container lleno de azúcar, y relajante como un hidromasaje, ponía mi conciencia en stand by, me hacía sentir como si no necesitara despertarme al otro día, pero al mismo tiempo querer hacerlo sólo para seguir pensando en ella, una pequeña ironía que perdía importancia como todo lo demás a su alrededor.
Pero dejemos de hablar de ELLA y hablemos de lo que importa.

4 comentarios:

Flor dijo...

Aaaaaaaaaah sos el maaaaaaaaaaas L I N D O
M I amooooooooor ♥

me era inevitable no comentar xD
sabeees que me re gusta como escribiis :B
y lo mismo de sieeempre jajaja :P

Teaamo♥ MI vidaaaa ♥

Mar dijo...

¿Y qué es lo que importa?
Qué lindo escribís (: Un beso.

Anah dijo...

Muy bueno el blog :)
Y muy bueno el posteo...
Voy a seguir leyendo!

Luchita para vos dijo...

El finaaaaaaal me encantó.
Saludos Jonathan Nazarevich

Publicar un comentario